Frapin el hombre orquídea

El boxeo, como el perfume, se trata de enfrentarse a uno mismo. Un encuentro de rituales y gestos estudiados. También es un momento de violencia que debe ser elegante. Gobernado por reglas precisas y el respeto por el oponente, el box se convirtió en un deporte de caballeros a finales del siglo XIX.

David Frossard, fundador de Frapin y experto en el mundo del box, tuvo todo esto en cuenta cuando lanzó la idea de este perfume fresco y potente. Inspirado por el boxeador francés, Georges Carpentier, cuyo apodo era'El hombre orquídea',Se dice que el perfume refleja la personalidad del boxeador, en un tributo oportuno.



Las notas incluyen bergamota, pimienta negra, jazmín, cuero, ámbar, musgo de roble y pachulí.



parfums-frapin.com